Mercedes Mujica: El cine fue la mejor forma de reencantarme con la actuación

18 agosto of 2014 por

Con sólo 24 años de edad, esta actriz egresada de la Universidad Católica interpreta el papel de Amalia en “Raíz”, su primera película que será estrenada por CinemaChile Distribución durante el mes de Agosto. Hoy conversa con nosotros sobre esta experiencia y sus próximos pasos, tanto en las pantallas como en las tablas.

¿Habías tenido alguna experiencia en el cine antes de protagonizar “Raíz”?

Mercedes Mujica: Antes de Raíz, no había tenido ninguna experiencia audiovisual, tomé un curso en la escuela y grabé unas escenillas en los cortos de unos amigos… pero eso no más… no era muy amiga de la cámara, teníamos una relación compleja.

Y esa relación hoy es positiva?

M.: Sí. Cuando me ofrecieron trabajar en la película estaba pasando por una crisis vocacional tremenda, así que el cine fue la mejor forma de reencantarme con la actuación

Cómo fue que  terminaste protagonizando una película siendo tan joven?

M.: Fue una buena jugada del destino, como te dije, experiencia audiovisual no tenía y en ese momento estaba super desanimada de la vida. Me cargaba la escuela, me sentía pésimo con lo que hacía, en fin… crisis normales que van y vienen pero que me tenían desencantada con la carrera… hasta que apareció “Raíz”. La actriz que iba a actuar originalmente en la película tuvo un problema y se bajó del equipo a último minuto, y la Gabo (directora de fotografía) me contactó. Con ella nos conocíamos desde el colegio y sabía que yo estudiaba Teatro, le comentó al Mati de mi existencia y cómo estaban contra el tiempo se arriesgaron y confiaron en mi, y yo confié en ellos.

Te hicieron casting?

M.: Sí, unas pruebas. Pero lo fundamental es que a mi me gustó mucho el guión, y nos entendimos bien con el Mati, así que ahí nos fuimos por un túnel… un hermoso túnel.

Mercedes Mujica 01

En otra entrevista, el director contó que tuviste una conexión especial con la historia, por qué?

M.: Si, sentí una conexión bien especial con la historia Amalia, sobretodo en su relación con el sur. Yo no nací en el sur, pero sí tengo mucha familia entre Concepción y Chillán, y cada oportunidad que teníamos con mi familia de escaparnos al campo la aprovechábamos, así que mi infancia estuvo muy cerca de la naturaleza, el río, el bosque, el campo, la once rica con la tía y la tía abuela. Además, otro aspecto importante con el que me sentía cercana fue el hecho de la “mamá” de campo. En Leuque, donde está el campo de mi familia, existía esa figura dentro de la familia, una mujer que cuidó a mi abuela, a mis tíos, y en cierto grado a mí también. Recuerdo especialmente a la Mama Inés, una señora de tremendo carácter que tras la cara de enojo que tenía, se escondía una mujer con un corazón enorme.

A ti te tocó vivir eso en experiencia propia?

M.: Sí. En general comparto mucho con Amalia el cariño inmenso hacia las mujeres que trabajaron alguna vez en mi casa y con las que establecí un vínculo afectivo muy importante… a ellas les debo muchísimo y les agradezco infinito que hayan estado conmigo, me hayan cuidado y me hayan querido como lo hicieron. De hecho pasó algo muy curioso, el hijo de una de ellas se llamaba Cristóbal, como el personaje de la película. Con él compartí mucho, vivíamos juntos, jugábamos, nos peleábamos. Él me aguantó gran parte de mi edad del pavo. Me identifiqué bastante con ciertos aspectos de la relación familiar del personaje, y por qué no… con su situación laboral, con sus emociones, sus frustraciones, confusiones y decisiones… yo también me hubiera quedado a vivir en el hermoso Sur… la capital es un ahogo para mí.

Cómo fue irse al sur de manera tan aislada para el rodaje?

M.: Es que fue un agrado, yo amo el Sur, me siento mucho más en casa y tranquila allá que acá… sinceramente me carga Santiago y espero huir pronto de aquí. Así que no fue un problema grabar allá, lo gocé… el verde, el aire, el frío, la lluvia, los animales, el fueguito, las personas, al equipo de trabajo, todos unos secos, no fue como “aislarse”. Aparte que Gonzalo, el productor, se encargó que no faltara nada, ni comida ni abrigo ni buena onda dentro del equipo. Y la municipalidad de Puerto Varas también nos dio muchas facilidades, se le agradecerá por siempre su ayuda.

Mercedes Mujica 02

Llama la atención la naturalidad con la que enfrentaste cada escena, hubo mucha preparación?

M.: No, no hubo mucha preparación, como te conté, yo me uní al grupo bien encima del rodaje, conversamos un par de veces en Santiago con el Mati sobre el guión, desde dónde abarcar los textos y lo que él buscaba en cuanto a actuación, fue bien enfático en la naturalidad que se necesitaba, la sobriedad y la tensión interna del personaje… por otra parte, muchas de las escenas eran improvisadas, se establecían los hitos claves y le dábamos no más… cómo interactuábamos con gente “real”, no actores, no podíamos fijar mucho los textos ni las plantas de movimiento, sólo lo necesario y el resto era el arte de cada uno.

Y cómo fue actuar con estos “no actores”?

M.: Fue una experiencia muy grata, divertida y a la vez un gran entrenamiento para mí. La tarea de mantener el personaje, y al mismo tiempo interactuar naturalmente con las personas que actuaron en la película fue exigente, requería de mucha concentración y entendimiento. Pese a esto, las personas “reales” que participaron fueron inmensamente generosas y el resultado se debe en gran parte a su entrega, compromiso y seriedad con el trabajo. Como actuaban de ellos mismos, se daba algo muy natural, la verdad con la que se relacionaban conmigo influía directamente en mis reacciones, se construía un diálogo basado en lo espontáneo y lo genuino. En el caso de Cristóbal, igual había actuación porque era el que más se distanciaba de su realidad, sin embargo su espontaneidad de niño y su madurez nos permitieron concretar una dinámica súper cómoda y afectuosa. Puerto Varas está lleno de actores innatos.

Finalmente, qué expectativas tienes para el estreno de la película en salas?

M.: Creo que “Raíz” es una película súper sutil y sensible, no tiene ni un pelo de ambiciosa… es una historia sencilla que narra procesos personales complejos y que puede ser común a muchas personas. Los paisajes que se muestran, el silencio que predomina, los colores que abundan, todo aporta a construir un recorrido en los personajes que culmina con el encuentro de sus raíces… de ahí el nombre. Creo que es una película que puede gustar mucho a la gente, que emociona y hace reír. Los personajes son personas normales de Chile, que cuentan un poco de su vida y que encantan. Raíz ha viajado por muchos países y ha tenido un gran éxito, y creo que es por eso: por lo sutil y conmovedor de la historia. Así que creo que en Chile va a tener muy buena acogida, se la merece.

Gracias Mercedes, mucha suerte con el estreno de la película!

Comentarios

comentarios

Antares Logo

Anterior:

Enrique Videla, guionista y dramaturgo de “Antares después de la luz”

10443517_758238067561232_7658754647357754088_n

Siguiente:

Catalina Bu: “Perdí el miedo a hacer lo que me gusta”

También te sugerimos ver