Yael Meyer “La música es un trabajo solitario”

16 diciembre of 2014 por

Yael Meyer es una reconocida compositora chilena de 33 años, con tres álbums en su carrera y un puñado de singles que han recorrido rankings de Estados Unidos, Latinoamérica y Asia. Hoy conversa con Tapiz sobre “Warrior Heart”, su último disco editado por Kli Records, y sobre el lanzamiento en Corea de su segundo LP “Everything will be alright” a través de Warner Music.

+IMG_4344Yael, nunca me ha quedado claro si vives en Chile o en Boston.

Es que estoy acá y allá. Mi familia está acá pero tengo vida en las dos partes, viajo con mis hijos constantemente.

¿Cómo fue que terminaste llevando esta vida medio nómade?

A los 19 años me fui a estudiar y fue genial. Yo quería descubrir cosas y al mismo tiempo esas cosas me fueron definiendo a mí… no tuve ninguna presión social en el extranjero, es como comenzar de cero. Me hice de muchos amigos, y fui dueña de mis tiempos y mis decisiones, que es algo muy sano.

¿Fue esa etapa de descubrimiento lo que hizo que tu primer disco fuera tan contemporáneo? Hay mucha fusión, muchos estilos…

Me fui súper ignorante en lo musical, apenas escuchaba la radio… a los 15 años en esa época era imposible comprarse un disco y no existía internet. Igual en mi casa siempre escuché vinilos de pop setentero, folk y cosas muy buenas como James Taylor, Peter Paul & Mary, pero fue en Estados Unidos cuando viví mi revolución musical, con lo digital el mundo se abrió, pude empaparme de muchas influencias, me rodeé de gente de países diferentes y como estaba con la intención de aprender escuchaba de todo: funk, hip hop, clásica, experimental, r&b, electrónica, todo me gustaba.

¿Y cómo llegaste a decidir hacer un LP?

Estando en Berkeley estaba rodeada de músicos por todos lados, estaba tomando clases, aprendiendo de sonidos de Asia, de África, y quise hacer un disco que plasmara toda esa experiencia. Y así convergieron esos amigos, esos sonidos, y esa fue la idea de

Se nota mucho. “Common Ground” (2000) tiene mucho soul, folk, electrónica, algo de jazz… mucho trip hop también. Me imagino que tenía mucho que ver con lo que estaba pasando en ese momento, también.

Sí, es muy ecléctico. Hay mucha influencia y la parte complicada fue encontrar un punto en común para todos estos estilos.

IMG_4549¿Y presentaste ese disco en vivo?

Sí, todo el tiempo estuve en tocatas, me mantuve muy activa en ese sentido. Vine un par de veces a Chile también. La banda básicamente eran mis amigos, así que fue bastante sencillo…

Es muy diverso el mundo de sonidos que tiene el disco. ¿Cómo trabajaste los arreglos y la producción del disco?

Fui básicamente yo. Me manejo muy bien con las perillas, y toqué casi todos los instrumentos. Hice toda la ingeniería y de verdad fue sentarme frente al computador 12 horas al día durante meses. Es la primera y la última vez que lo hago así…

¿Cómo hiciste con “Everything Will Be Alright” (2011)? … salió casi diez años después.

En el segundo disco yo sabía que quería tener a alguien con quien hacer un trabajo más colaborativo, con quien discutir y dialogar creativamente. Busqué por mucho tiempo, pero no logré encontrar y al principio empecé a componer sola, y a grabar en mi casa, pero después cuando fui a mezclar el disco apareció Bill Lefler. Comenzamos a conversar y después nos dimos cuenta que lo que yo necesitaba era un productor.

En realidad es bien solitario el mundo de la música…

Sí, es bien solitario. De hecho yo entiendo que algunos caigan en adicciones, porque es muy difícil. Imagínate una gira, la gente piensa que es súper glamuroso pero es cero glamour, estai’ horas en un aeropuerto, en un avión, en un bus… a veces estai’ sólo y es muy intenso, te bajai’ a hacer entrevistas, te subes al escenario y la gente de idolatra, pero en verdad no eres tú si no tu imagen, tu música, y después te vas solo al hotel, duermes y si no, tomai’ el avión altiro. Y ese ritmo puede durar meses, es un mundo casi surreal. Necesitai’ tener la energía arriba todo el rato, y quizás por eso la música a veces se asocia a tomar alcohol, drogas o pastillas, es muy fácil arrastrarse a eso.

+IMG_4476¿Y en tu caso cómo es?

Me di cuenta de eso temprano, y decidí optar por construir una familia, mi pareja es músico y tenemos un sello, así que compatibilizamos muy bien nuestro trabajo y nuestro proyecto familiar. Obviamente todo es súper emocional e intenso… una tiene que funcionar como mamá, como esposa, como profesional. Igual nunca logré una rutina tradicional, porque trabajo principalmente de noche, es la hora que más me cunde.

Y el colegio de los niños?

Hacemos educación en la casa por ahora. Vamos a museos, hacemos un montón de actividades y el horario es libre, que es lo mejor.

Y cuéntame, cómo es que tu segundo LP terminó siendo editado en Corea?

Me escucharon en Spotify, y me ofrecieron un contrato con Warner Music de Corea. La negociación fue lenta, pero llegamos a buen puerto. Se que está sonando en la radio, pero no he tenido la oportunidad de tocar allá.

Y qué bandas te gustan actualmente?

Es que escucho de todo, estar atenta a lo que está pasando en el mundo de la música es trabajo para mí, y al final del día el descanso es dejar la música y hacer otras cosas.

Pero si tuvieras que decirme una banda que te gusta…

Arcade Fire. Pero no es que me influencien… o sea, lo hacen, pero así como lo hace todo lo que me rodea, la naturaleza, la gente, mis amigos, todo me influencia. Cuando hago un disco escucho mucha música y me voy empapando de todo un poco.

Y has incursionado en el cine?

Me encanta el cine y tengo muchos amigos cineastas. De hecho, esa es una de las razones por las que creamos el Kli records, estamos empezando a componer música para piezas audiovisuales de todo tipo. Hemos sumado artistas y discos.

IMG_4514Hablemos de “Warrior heart”, el disco que acabas de lanzar… cómo comenzó todo?

Apenas terminé “Everything will be alright”, orgánicamente comencé a escribir nuevas canciones. Eso fue el 2012 y ya tenía varios temas…

Y con qué instrumentos te acompañas para crear los demos?

Básicamente son voz con guitarra, piano o ukelele. Algo que me pueda dar armonía, pero luego con Bill hicimos arreglos y el disco terminó muy bien producido, después de todo.

Siento que, al igual que tus LPs anteriores, está muy en sintonía con lo que está sonando ahora…

Es que ese es uno de mis objetivos al componer, me preocupo de lo que está pasando porque quiero que la mayor cantidad de personas pueda acceder a mi música.

Gracias Yael, suerte con el disco!

Más info en el sitio web de Yael Meyer

Comentarios

comentarios

lanzamiento_fakuta_vertical2-e1416339542409

Anterior:

Fakuta lanzará “Tormenta Solar” el sábado 20 en el Normandie

_DSC_0511

Siguiente:

Tully Satre, artista estadounidense: “Chile me ha cambiado”.

También te sugerimos ver